miércoles, noviembre 18, 2009

Seven O'Clock

Se está acabando 2009 y no ha sido el año en el que me convertí en millonaria ni en el que encontré a mi gran amor. Ha sido el año de los conciertos.

Hablo en pretérito perfecto porque, aunque queda mes y medio para que 2009 se acabe, la temporada de conciertos ya la doy por terminada. No será porque no haya cosas que me apetecería ver pero por algún lado hay que recortar ya. Repito, no me he hecho millonaria. Más bien voy por el camino contrario.

He visto concierto de todo tipo: en estadio, teatros, al aire libre, en salas de aforos de ciento y pico y en salas deleznables...he estado en Córdoba, Valladolid, Coruña (es raro para una madrileña), he visto blues, rock, country... he visto grupos que tenía como cuentas pendientes y a otros por cuarta o quinta vez, con algunos hasta me he estrenado y repetido pocos meses... En resumen, ha sido un año tremendo.

Por eso me fastidia mucho que el último concierto del año, a cargo de una banda a la que sigo desde hace poco menos de 20 años (los que cumple su primer disco, el que siempre llamo "A Little.." y es "A Bit...") que hacen un rockn'roll golfo y elegante al que imposible decir no, que han conocido las mieles del éxito masivo y ahora se pelan el culo en escenarios de aforo pequeño, vaya a ser recordado por mí como el que se lleva el premio Sonido Más Infame del Año.

Me consta que The Quireboys son una banda con un directo de muy alta calidad pero ayer el sonido no dejó que disfrutara plenamente. No sé describirlo con las palabras adecuadas. Lo que sonaba se parecía a algo grabado con una grabadora al aire. Qué mala suerte porque se cascaron el "A Bit Of What You Fancy" -¡lo he escrito bien!- de cabo a rabo, sólo dejando para cerrar Sex Party. La fiesta que me pensaba pegar con Hey You se fue un poco al garete y I Don't Love You Anymore no me emoció tanto como esperaba. Y eso que Spike tiene una elegancia de caballero borrachín inglés sobre el escenario, con su voz de mala vida, su clavel en ojal y su cadena de reloj de bolsillo en el chaleco, todo un señor, despampanante.

No sé tocar ni una pandereta. No tengo el más mínimo conocimiento técnico de música y menos de sonido.Por eso no sé de quién puede ser culpa lo de ayer. Si de la sala (no es el teatro de Taormina pero he estado en otros conciertos que sonaban bastante mejor) o de la banda. La entrada, para lo que se estila, era bastante barata (17 €) pero eso no evita que cuando me preguntan qué tal el concierto de ayer tuerza la boca y diga "Hombre...bien". Por suerte estos son unos currantes del escenario. Espero poder disfrutarlos en mejor ocasión.

A las siete en punto es la hora a la que salgo pitando de la oficina. También es el título de una canción que ayer bailé y coreé...

The Quireboys. Seven O'Clock

18 comentarios:

alma máter dijo...

Vaya... siento la decepción... sobre todo porque como dices era el broche final de este año. Pero bueno... habrá más ocasines, y si te das un paseo por todos los que has asistido (qué envidia más cochina que me dassss)sigues teniendo un buen sabor de boca...
Ahora a embarcarse para los que vengan en el 2010, que presiento, no serán pocos.

Un beso!

Azu dijo...

Imagínate que yo este no he ido a ningún concierto, ni el pasado tampoco. Creo que al último que fui era en el Sant Jordi, con mi hija en EL CANTO DEL LOCO. Jope...lo que me pierdo, verdad??
Que envidia Madame!! Pîensa que eso pasa com con las películas, que siempre hay una que es menos de lo que esperabas, por motivos X.

un abraci

Jah Work dijo...

temazo! lástima lo del mal sonido, jode mucho porque amarga el concierto! Yo me los perdí, pero bueno, igual que tu, no me puedo quejar nada de los conciertos de este año!

Saludos Madame!

Tarquin Winot dijo...

Hacía mucho que no oía hablar de Spike y compañía. De haberlo sabido y por 17 €, igual hubiera intentado pasarme, aunque, sabiendo ahora lo del sonido, me alegro de no haberlo hecho. No puedo con ese tipo de cosas.

Phil dijo...

La verdad es que es una putada cuando esperas un concierto y llega el día y no hay por donde cogerlo. Todavía no ha acabado el año (y la década) así que algun otro concierto puede caer. Que no falten !!!! Rumores de la presencia de Kiss en el Rock In Rio 2010 !!!
Rock on
Phil

El rey lagarto dijo...

Buenos días Madame!

Lamento la tardanza a su propuesta, tuve un día algo ocupado. Ya se sabe que Palacio tiene sus obligaciones.

Me resulta curioso que una dama como vos, con su porte y sus bienes no sea millonaria ni haya encontrado el amor. El mundo esta loco.

Venia a decirle que he estado escuchando el enlace que tan amablemente me dejo, algunos vídeos ya los había visto y pecan de ser algo lights y comerciales, las actuaciones en directo a pesar de sonar mal, da la impresión de que la cosa cambia bastante. En directo parecen otra cosa. Por eso venia a decirle que quizás acuda a verlos haciéndole caso, pero después de ver su experiencia se me han quitado las ganas.
Ademas tengo un ligero problema, me encuentro solo para ir al concierto... Me pasa lo mismo que a vos, eso de ir solo a un concierto me parece algo triste.

Por otro lado veo que se ha pegado un buen año de conciertos y viajando ademas. Usted lo tiene bien al ser de Madrid.

Bueno, no sigo mas que me enrollo, la cito en Palacio a tomar un café con pastas y a que escuche de nuevo el segundo tema de The Avett Brothers, pero subale el volumen, mujer.

Beijos e abraços

Girl From Lebanon dijo...

El precio de la entrada no quita para que el de sonido (o quien sea el culpable) haga lo que tenga que hacer...es una faena...espero que el 2010 te sea tan propicio en cuanto a musica...por lo menos...

Bss!!!

Fran Calzas dijo...

Hola.
No te tenía controlada entre mis "blogs favoritos", pero me gusta tu blog. Me voy a hacer seguidor tuyo y te voy a enlazar (y a invitar a visitar) en el mío:
www.frankiebassman.blogspot.com

un saludo!

maba dijo...

uf... pues... no sé..le preguntaré a mi hermano de quién podría ser la culpa.. qué pena que te haya quedado esa sensación...

nos desearemos que el 2010 sea el del amor (?) y el del dinero (?) porque como que acabamos el 2009 igual.. tú con más conciertos..

y cloe... ahí estoy persiguiendoos .. por si se tercia la conversación a tres..

besos

cloe dijo...

Y no se puede recortar de otro sitio? Es que teniendo la oportunidad, por distancias y por variedad, es una pena para alguien a quien le gusta tanto la música! Los conciertos son "mágicos", una pena lo del mal sonido..
besos

cloe dijo...

Jaja, Maba, acabo de leer tu comentario :)
Yo siempre leo el tuyo!

Milhaud dijo...

No conozco al grupo en cuestión, pero es una jodienda tragarse un mal concierto por el sonido. Me pasó hace unos años cuando vi en directo a Velvet Revolver, que Slash parecía que estaba tocando una carraca en vez de su guitarra gracias a los ajustes de sonido...

Pero de todos modos, alégrate por todos los conciertos, que yo este año va a ser más bien el de los NO conciertos. Si las cuentas no me fallan, cuando vea a Muse en dos semanas, serán un total de 5 conciertos en todo el año... muy lejos de las espectativas que tenía.

En fin, espero que el próximo año sea más prolífico, que llevo un par que los planes se me tuercen demasiado.

Martha dijo...

Fu! Un mal sonido puede estropear el concierto del mejor de los grupos!!

En fin...seguro que tienes la oportunidad de volver a verlos con ese problemilla solucionado! ^^

Joxemiel dijo...

Siento lo del mal sonido...cuando en un concierto se ponen muchas expectativas, te quedas bastante chafado cuando no suena bien. Yo normalmente suelo ir a muchos conciertos al año, no sabría decir si mas o menos que otros. La música en directo me parece uno de los placeres de esta vida...

Saludos

alma máter dijo...

Buen fin de semana!!

Azu dijo...

Te he dejado un regalito para ti en mi blog. Espero que te guste

un beso

El rey lagarto dijo...

Buenas noches Madame!

Solo venia a decirle que al final no pude ir al bolo, no encontré a nadie que se decidiera a venir conmigo, la verdad es que me picaba la curiosidad... Lo de ir solo tampoco me congratula.


Beijos e abraços

rocknrollmf dijo...

Déjate de historias, madam. Cerrar el año con los Quireboys es una experiencia tan íntima y gratificante que la mayoría de afortunados de la tierra no lo son tanto como tu, seguro. ;)