viernes, febrero 20, 2009

Ho perso le parole

Después de la tensión pre-examen (gracias a todas las que me deseastéis suerte) me he encontrado sin ganas de escribir en el blog.

Hay mucho de que hablar.

Por ejemplo, por qué a esto tiendo a llamarlo más "hablar" que "escribir".

Por ejemplo de la decepcionante actitud del Instituto Italiano de Cultura hacia nuestro grupo, postura funcionarial en el peor sentido de la palabra, a medio camino entre la indolencia más cañí y la inflexibilidad de un ministerio de la Alemania Oriental.

Por ejemplo de la alarmante caída de mi estado de forma que no presagia nada bueno para la carrera del domingo y hasta me pregunto si seré capaz de acabarla.

Por ejemplo de la rabia que me da ver a dos señores del poder ejecutivo y judicial de mi país tan felices por asesinar animales, de lejos, con una escopeta, unos seres que estarían paciendo, peleándose, apareándose... pero no haciéndoles ningún mal a ellos. Nauseas es lo que me provocan sus fotos, sonrientes y sanguinolentas.

Pues no puedo. He perdido las palabras.
Ligabue. Ho perso le parole.

2 comentarios:

maba dijo...

uy, madame... siento que estés así... (porque me da que que tú pierdas las palabras... es realmente grave)

pero entiendo que todas esas cosas te dejen tan cabreada como para no saber que decir.. aunque me encantaría que después del cabreo silencioso tengas un cabreo respondón y volcases la rabia aquí..verías lo a gusto que te quedabas

besos

alma máter dijo...

Seguro que no tardas en volver a tener ganas, y con todo lo que ya has dicho..... que de esos temas hay carrete "pa" largo.

besos.