viernes, julio 30, 2010

Hands Down

Leo en la prensa que Diana Krall ordenó, al terminar su concierto en Santiago de Compostela, que se revisaran los móviles para interceptar fotografías, no permitidas en los conciertos. No sé hasta que punto el servicio de seguridad de un concierto, que no es autoridad competente, puede obligar a alguien a mostrarle su móvil. Supongo que al formar parte de las normas que uno acepta al comprar una entrada, no hay mucho que replicar.

Pero no se me antoja descabellado porque con las cámaras del tamaño de un paquete de tabaco y sobre todo con los móviles, lo de grabar y hacer fotos en los conciertos se ha desmadrado hasta un punto exagerado. O yo tengo muy mala suerte o la gente se ha vuelto loca.


Es cierto que en mi ADN venía escrito “altura, normalucha tirando a baja”; es cierto que estoy marcada con el estigma de, en cada bolo, estar rodeada de seres humanos que, al parecer, tomaron más Colacao que yo en la infancia (difícil de creer pero a las pruebas me remito). Son imponderables y ni ellos ni yo podemos hacer mucho al respecto.

Lo que no soporto, me cabrea y pone de muy mal café es tener que pasarme todos los conciertos haciendo puntas como si fuera Isadora Duncan, para poder ver algo por encima de una maraña de manos agarrando móviles y cámaras.

Me sorprende, primero, el aguante. Porque no es que hagan dos o tres fotos de recuerdo o graben unos minutos de una canción que les mole. No. Se tiran entre hora y media y tres horas (aquí ya depende del artista en cuestión) con el cacharro en alto. Joder, yo hago unos cuantos ejercicios de bíceps y tríceps con las mancuernas y sufro dolores durante días. Ya desde pequeña, en mi poco estelar paso por el mundo de la danza clásica, lo de aguantar con brazos en alto era lo que peor llevaba, y sin embargo estos aguantan impertérritos con los brazos arqueados en alto y el cuello estirado como una tortuga tomando el sol.

Pero sobre todo me pregunto… ¿a qué coño van al concierto? ¿A esta gente le mola pagar ventitantos euracos, en el mejor de los casos, para pasarse el rato más pendiente de lo que se ve en su pantallita que de lo que pasa en el escenario? ¿De verdad les merece la pena no poner sus cinco sentidos en la actuación y dar el coñazo al prójimo para conseguir una grabación que, además, en el 95% de los casos es una verdadera mierda?

Mira que yo soy partidaria de la paz y el amor pero en momentos así, últimamente cada vez más frecuentes, una palabra acude a mi cabeza: guadaña.

Dashboard Confessional & Michael Stipe. Hands Down

19 comentarios:

maba dijo...

suscribo una y cada una de las palabras...

algo que me encanta de los conciertos es que acabe, me explico, me gusta recordar sensaciones, canciones... un rollo místico que me traigo con los conciertos..

total..

que si estás todo el puto concierto dando el coñazo a ti mismo y a los demás con la dichosa camarita donde por otro lado se ve fatal y se escucha bastante peor.. es que no lo puedo entender!!!!!!!!! para qué!!!!!!

el rollo asesino también llega a mi.. que encima yo soy baja de las bajas de toda la vida, vamos (1.58)

besos

Martha dijo...

Hace un par de semanas en un concierto se me puso delante una personajilla más alta que yo con cámara en mano. No me dejaba ver una mier...Y no aguanté ni dos canciones. Me salió la vena borde y le faltó poco para tragarse la camarita! Coñe! Que si estoy ahí y he pagado esa entrada, es porque ese grupo me gusta y quiero verlos "en directo". Para verlos a través de la pantallita de tu cámara, mejor me quedo en casa y los veo en el youtube, que me sale gratis!! (Esto fue lo que le dije a ella...más o menos :P)

Besicos!

Gonzalo Quintana dijo...

A mí lo que me parece absurdo es la postura de Diana Krall, a la que admiro. Es una guerra perdida, o prohibes entrar con móvil como antes se prohibía entrar con cámaras y a imagen de las fiestas de famosos donde no se permiten móviles, o has perdido la batalla. No puedes poner a 3.000 personas en cola a que te enseñen los archivos de sus móviles. Esto no es el colegio.

dina dijo...

Hace tanto q no voy a un concierto q no sé ni de lo q me hablas....q desastre!!!

alma máter dijo...

plas, plas y plas (aplausos Madame, que no tortazos eh??? esos pa los de los móviles)..
Yo tampoco lo soporto, aunque una ya tiene una edad que suele ir a gradas je!.

Un besazo y BUEN FINDE!!!!

eric waits dijo...

Para mi tambien es algo incomprensible. ¿A que coño vas al concierto?. ¿A grabar un mal DVD?. ¿Un mierdoso CD en directo?. En fin ... los inconvenientes de la tecnología I guess.

ROCKLAND dijo...

Estoy con Gonzalo...es una batalla perdida de antemano.
¿A estas alturas quién no tiene un móvil que haga fotos?
Los artistas deberían de pasar con ese tipo de detalles. Otra cosa son los que se pasan todo el puñetero concierto haciendo fotos o grabando.
Durante la actuación de Isaak en el Azkena a mi lado un tío lo grabó enterito. En fin, yo tampoco lo entiendo...

Saludos.

El rey lagarto dijo...

Buenas tardes Madame.

Subrayo y pongo en negrita todo lo que ha dicho en esta entrada... No los soporto.
Yo creo que en lugar de quitarles el móvil se lo deberían de meter por el culo antes de entrar al concierto. Yo creo que los que van realmente a ver y disfrutar del grupo no pierden el tiempo grabando mierdafotos y chorravideos, chorravideos que luego sirven para petar youtube y lo que es peor, parte de la blogosfera, sigo sin entender las entradas con vídeos guarros que no se entiende nada.

Lo de Diana Krall también dice muy poco de ella, es una buena escusa para no ir a sus conciertos.

Feliz finde, besos y abrazos.

GorDT dijo...

Cuanta razon tienes. Y eso que yo deberia callarme, hago fotos de vez en cuando. Pero vamos, tiene que favorecerme estar cerca, tener ganas, y tampoco hago muchas. Ahora, grabar conciertos enteros? No lo entiendo, por muy bien que los saques, es infinitamente mejor estar atento durante el mismo.

Saludos!!!!

Candela dijo...

Hola, he llegado a ti a traves del blog de moebius, es que me llamó la atencion tu avatar, XDDD. Y me ha gustado lo que he visto.
Tienes razon con los conciertos. La gente es muy pejiguera. Yo hace siglos que no voy a un concierto, la ultima vez fue hace unos 3-4 años a uno de Iron Maiden y estaba sentadita. Anteriormente todos los conciertos a los que asisti era con pase de prensa, asi que no me molestaba nadie. Ah, espera... es que entonces no habia moviles!! XDDD

Candela dijo...

Hola, he llegado a ti a traves del blog de moebius, es que me llamó la atencion tu avatar, XDDD. Y me ha gustado lo que he visto.
Tienes razon con los conciertos. La gente es muy pejiguera. Yo hace siglos que no voy a un concierto, la ultima vez fue hace unos 3-4 años a uno de Iron Maiden y estaba sentadita. Anteriormente todos los conciertos a los que asisti era con pase de prensa, asi que no me molestaba nadie. Ah, espera... es que entonces no habia moviles!! XDDD

TSI-NA-PAH dijo...

La Krall se ha convertido en una antipatica, y su marido Costello en todo un caballero.Anteriormente fue lo contrario.
Por lo demas, a un concierto se viene a escuchar la musica y no hacer un documental!
un abrazo

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Supongo que en el punto medio es donde hay que estar... lo digo porque yo no me saco ni una triste foto. De todas formas esto de no permitir grabar conciertos y sacas fotos viene de antiguo, que se lo digan a Axl...

Te entiendo en lo que dices, yo pienso lo mismo. No puedo entender que una persona pague por ir a un concierto para hacer cualquier cosa menos verlo, pero es lo que hay. Otra subespecia de la que puedes hablar es la de la chica con novio que la sube en brazos y tapa medio escenario.

Montoyica dijo...

Buaf.. pero eso ni de coña van a poder hacerlo.. tu imaginate la salida de la gente, uno por uno enseñando todas las imagenes del movil, camara...
les pueden dar alli las 3 de la tarde del dia siguiente..

Yo suelo tener suerte en los conciertos.. no soy de las que mas colacaos tome pero estoy por encima de la media, jejej

Möbius el Crononauta dijo...

Sí, unas cuantas fotos o una canción ya va bien, pero efectivamente hay gente que vive más pendiente del móvil que de la música.

Yo tampoco entiendo nada.

La única suerte que tengo es que tomé bastante colacao de pequeño.

alma máter dijo...

¿De vacaciones, Madame??

paulamule dijo...

De hecho, en muchos conciertos la gente ya no baila y salta como deberían. SE pasan los minutos con cámara en alto y sin moverse mucho para que salga bien en el vídeo.
Están locos estos muchachos.
Salud.

61 y 49 dijo...

No sé si los de a mi alrededor han tomado más Nesquik que yo (siento ser partidario del conejo), pero seguro que han tomado más bebidas espirituosas. Lo que al parecer convierte a cualquiera que no de por culo al resto de los congregados en la sala, en un estorbo al que hay que ir eliminando de la sala a base de empujones acordes a la castaña del personal. Algo muy de agradecer, porque siempre pensé que el uso de los espacios públicos sólo lo son para los que tienen que hacer fotos con un móvil de mierda y aquellos que no tienen inconveniente en quitar de en medio a quien no quiera participar en restregarse carnes sudorosas con desconocidos.

Firmado por un espectador cabreado.

El rey lagarto dijo...

Bon día Madame.

Ya lleva muchos días ausente querida Madame, espero que este de vacaciones y disfrutando, que todo marche a las mil maravillas.

Que este todo bien.

Besos y abrazos monárquicos.