viernes, julio 18, 2008

Spirits in the night

Ya pasó. Tras las grandes citas siempre ocurre lo mismo, que cuando pasan me quedo un poco mustia, como sin proyectos excitantes a la vista. Más en este año en que la crisisrecesiónoloquécoñosea me obliga a olvidarme de viajar salvo la escapadita a Asturias en septiembre (y si mi sobrina tiene a bien nacer en los próximos días, el puentecito en Coruña! !Niña, joder, no seas perraca, sal de una vez y empieza a llevarte bien con tu tía la borracha!
Pasado el concierto de Springsteen me quedo sin grandes citas en mi vida por el momento. No me extraña que Springsteen llamara Magic a su disco. Lo es. Mago. Eso fue lo de ayer... magia. Porque en circunstancias normales ese sonido horrible que ayer hubo en el Bernabéu es digno de denuncia en la Oficina de Defensa del Consumidor. Por 66 eurípides lo mínimo que se puede pedir es no tener que esperar a que Bruce empiece a cantar para reconocer una canción. Por suerte, visto que la grada era zona geriátrica donde la idea era ver el concierto sentaditos, Bea decidió cuando no había llegado el estribillo de Night que qué coño, que a la pista. Allí, sin ser el despiporre, al menos había vida, gritos, saltos... al menos se vivía un concierto de rock aunque la peña pasaba muchísimo de las canciones del Magic. No cayó For you, la próxima vez será pero sí cosas que no me esperaba como Brilliant Disguise o Bobby Jean. Eché de menos Rosalita, Thunderoad, 9th Avenue Freeze Out y me sobró Tunnel of Love... No me gustó que no hubiera un recuerdo a Danny Ferici, me preguntaba quién era el bobo que salió con eso de "dice el Boss que si hay alguien ahí fuera" y resultó el plasta de Bardem (coño, que se vaya a dar la lata a conciertos del Cigala con la Pe que eso le pega más) y el montaje escénico pobretón pobretón (a ver, esa pantalla que ocupaba todo el fondo del escenario es la cosa más desaprovechada que he visto en mi vida; para poner un fondo de pantalla con nubes cutres del Windows y la letra de una canción, pues la verdad, no se aprovecha). Y con todo fue genial, me duelen los pies, me duele la mandíbula... Siempre merece la pena.

2 comentarios:

ManodePlata dijo...

Pasate a ver nuestro blog! somos de cordoba argentina y estamos presentando nuestras esculturas en metal.. nos encantaria tu opiniòn..

Narya dijo...

hicistes bien, los conciertos en la grada sentadicos no es lo mismo (dimelo a mi q me trague uno de extremoduro sentada por no bajarme sola al mogollon) en fins... me alegro que salvo alguna cosilla, te lo pasaras bien

Besos