domingo, marzo 07, 2010

Nobody can walk in John Wayne’s boots

Hace ya años que los Oscars dejaron de ser para mí un acontecimiento que seguía con devoción, poniéndome el despertador a las dos y media de la madrugada, preparándome una cafetera y viéndola en Canal +, en la televisión de la cocina con los pies muy, muy, muy. fríos y el sonido muy, muy, muy bajito.

No culparé al cine actual, no sé si él tiene la culpa, simplemente no me llama en absoluto la atención y como un matrimonio que ha dejado de quererse, hace tiempo que los Oscar y yo rompimos y como mucho prestaré atención a los trapitos de las estrellazas.


Sin embargo la fecha la uso vilmente como mero pretesto para, además de saltarme las reglas de mi virtual ducado, plantar en él uno de los momentos más hermosos y emocionantes que este fiestorro de celebridades ha ofrecido en su larga historia: 1979. El más grande, John Wayne, estaba comido por el cáncer. Apenas dos meses después de la ceremonia murió. De hecho estaba tan débil que aquella noche El Duque no estuvo en el patio de butacas esperando el momento en el que debía subir al escenario a entregar el premio a la mejor película, sino tumbado en una cama y con atención médica.

Cuando hace poco tiempo volví a leer aquella historia, busqué el vídeo en youtube. No sé si habrá alguien que alguna vez haya disfrutado con sus películas y pueda ver este vídeo sin que se le haga un nudo en la garganta, viendo a ese majestuoso hombretón bajar las escaleras vencido por la enferemad pero orgulloso y elegante mientras todo el patio de butacas en pie rinde pleitesía. Yo no.

Lo había dicho Bob Hope en la ceremonia de un año antes: "We want you to know Duke, we miss you tonight. We expect you to amble out here in person next year, because there is nobody who can fill John Wayne's boots". Dice una de esas historias con tintes de leyenda que tanto gustan en Hollywood que oír aquel mensaje dio fuerzas al hombre que realmente mató a Liberty Valance para vivir un año más y llegar a la ceremonia del 79.
A mí me encanta creerla.

Ceremonia de los Óscar de 1979. Entrega del premio a la Mejor Película, parte 1 (recomiendo ver también la segunda parte de la entrega)

10 comentarios:

anotherwomanbyrose dijo...

estoy de acuerdo!!! yo me enteraré del look de Pe y los premiados a primera hora mañana!! besitos

another woman by rose

paulamule dijo...

Desde luego que es imposible amar el cine clásico y no emocionarse con este vídeo.
Yo también veía los Oscar hace años con mis palomitas y demás chuches toda la noche y hacía mi quiniela pero todo eso ya se acabó hace tiempo. Ahora lo que me pide el cuerpo es irme a la cama en breve. Buenas noches girl.

alma máter dijo...

Antes si que me los "empapaba", pero hace ya tiempo que paso... vamos.. es que ni una horita de sueño me quito por verlos, la verdad.
El video IM-PRESIONANTE.

Un beso.

Il Cavaliere dijo...

El video es una pasada!, ni recordaba haberlo visto. Gracias por traerlo.

Yo también vivía esta noche como algo muy especial pero ahora ya se me pasó un poco la fiebre. Y mira que llevo años soñando con pisar esa alfombra roja y asistir a este (antaño) magno acontecimiento.

TSI-NA-PAH dijo...

Se ha perdido mucho glamour, las estrellas ya no son estrellas. Siempre me gusta verlo, pero no se parece ni un apice a lo que vei cuando era chaval.
Un abrazo

El rey lagarto dijo...

Bon día Madame

Hacia mucho tiempo que no lograba poner mis pelos de punta con una entrada y usted lo ha conseguido querida duquesa.
Amo a este fenómeno y el simple echo de leerla y verlo bajar por las escaleras me ha producido un cosquilleo por todo el cuerpo.

Beijos e abraços

maba dijo...

aunque haya confesado mi amor por los indios..

también era de John Wayne!!!!!!

sobre todo en Río Rojo.. una de mis pelis favoritas pero en realidad....cualquiera...adoro a este hombre... y, sí, es emocionante

besos

dina dijo...

Pobriño...me da muuucha muucha penita.

ROCKLAND dijo...

Para quien amamos el cine clásico, esta claro que ya no es lo mismo. El cine de super-producciones se está encargando de matarlo casi todo. Me alegro que al final "Avatar" no se haa llevado un sinfín de premios. No todo está perdido.
¡Qué grande era John Wayne! Un actorazo como pocos. Estas imagenes son impagables.

Saludos.

Möbius el Crononauta dijo...

A pesar de lo mal que estaba viéndole bajar las escaleras parece que pudiera vivir otra década más.

John Wayne no necesitó del 3D para ser grande.

Siempre con nosotros, Duque.