jueves, marzo 25, 2010

The Boxer

Como a Lisa Simpson, como a un altísimo porcentaje de las mujeres occidentales me preocupa mi peso y bastante. Más de lo que me gustaría, más de lo que estoy dispuesta a admitir. Seguramente más de lo que debiera. Cosas de la sociedad moderna. Por eso a mediodía, en lugar de irme a ingerir calorías me voy a quemarlas al gimnasio (bueno, por eso y porque en dos horas no me da tiempo a ir a casa a comer)

Una de las clases que frecuento es la de bodytonic porque odio la sala de musculación y con esta clase puedo hacer algo de tonificación muscular, no sólo cardio (eso ya lo hago corriendo o con el spinning). Normalmente la primera parte es una coreografía sencilla con step. Ojo, la medida de sencilla es para el común de los mortales, no para esta pobre hidalga entre cuyas cualidades no está la del baile. No tengo ritmo, no tengo gracia, no tengo memoria, no tengo equilibrio. Los que me conocen lo saben: si Madame baila es que lleva una buena tajada.

Por eso cuando en lugar de coreografía toca cardiobox me mola. Básicamente consiste en imitar al ritmo de la música (horrible por cierto, un día tengo que hablar de lo espantosa que es la música de gimnasio y el esfuerzo mental que requiere impermeabilizar la mente) movimientos de kickboxing: ganchos, patadas, puñetazos… es agotador y bastante provechoso. Yo lo recomiendo porque no sólo es un ejercicio de cardio muy intenso, también, si una logra meterse en el papel, es muy relajante. Más que nada porque la gracia de esto es fingir que repartes leches como Chuck Norris y claro, eso requiere un enemigo, una jeta a la que imaginar que le estás metiendo una buena patada en la boca porque se lo merece. Y yo me meto en el papel a base de bien. Asustadita me quedé ayer cuando me vi la cara en el espejo.

Será que mi víctima imaginaria se lo merece. Y mucho.

Simon & Garfunkel. The Boxer. Un grupo que sabía que existía, claro,pero al que jamás había prestado atención hasta que me lo recomendó encarecidamente hace un par de años… una muchachita que no tenía ni 20 años. Hay mucha música esperando ahí fuera.


12 comentarios:

alma máter dijo...

Pues a darle fuerte, Madame!!! Seguro que eso es mejor que cualquier terapia....

Yo es que voy muuyyyy suave, ya sabes mi 6 Km andando, que no corriendo, y dos días a la semana Fitness, de ahí no paso, que luego me toca “lucha libre” en casa..... y tengo que dejar algo de fuerzas...

Un besote!!!

TSI-NA-PAH dijo...

Ya se quien me defendera en algun altercado en Madrid.Por cierto decirte que te veo muy bien y muy flaquita y guapa.mantente en forma, pero por el rsto don't worry!
Un abrazo

Gonzalo Quintana dijo...

Kill em all. Además de ponerte en forma te sirve como defensa personal contra esos descarados que se ponen detrás en los conciertos. Un par de movimientos de kick boxing rápidos al ritmo de la música (esta vez si es buena, es la del concierto) y ya está.

Girl From Lebanon dijo...

La musica de gimnasio se merece un post propio sin duda...hagase idea de hacer step con Sonia y Selena...o relajarse al final con los Backstreet Boys O_O...mi monitora se debió quedar en los 14...

Solo he dado una clase de cardio box...y me encantó...pero me pilla fatal el horario y no he podido volver...ayer he añadido una hora a la semana de pilates...y no está nada mal...

despues de estar 9 horas con el culo sentado, hay que moverse...:S

Bss!!!

ROCKLAND dijo...

¡La música de gimnasio! Buff, no lo quiero ni imaginar. Deberían de poner Metallica, AC/DC o cosas similares.
Siempre digo que la mejor gimnasia y deporte que hay es caminar una hora al día.

saludos.

Martha dijo...

Jajajajajaja! A mi eso me pasa con el juego de boxeo de la Wii (es que yo me monto el gym en casa...y así pongo la música que yo quiero, jeje!). Le pongo cara al saco y me lo flipo de lo lindo dando patadas y puñetazos a ciertas personas "imaginarias". ^^

dina dijo...

Envidio tu constancia deportiva, cuando nazca el enano a ver como consigo volver a los origenes, jeje

WOOD dijo...

Me has recordado al que suscribe en muchos aspectos, empezando porque solo bailo cuando llevo tajada y porque odio la sala de musculación. A mi monitora de spinning le llevé un disco grabado hace poco cansado de lo que se oye habitualmente. Las 3 primeras eran de los Ramones. La monitora pedaleaba sin cesar pero me miraba con cara de pocos amigos. Ya no puso más mi disco. Me dijo que le gustaba pero que no era apropiada para mucha gente. Besos.

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Ostris, nota mental, tener cuidado contigo. Puedes noquearnos con una patada voladora Chuck Norris freestyle. Ah, por eso prefiero comprarme una bici de spinning y machacarme en casa con AC/DC o Mötley Crüe a toda leche antes que pagar en un gimnasio. Aunque para septiembre me da que no me va a quedar otra que escuchar techno o lo que sea que pongan.

paulamule dijo...

Pues haces mal en saltarte una comida si no quieres coger peso. Es lo contrario de lo que deberías hacer. Y lo del gimnasio es un error porque el día que lo dejes te pondrás como un fenómeno que dice mi abuela. Lo mejor ya lo dice Rockland, salir a caminar, que lo podrás hacer hasta que tengas 90 años.
Salud girl.

Möbius el Crononauta dijo...

No sé que será mejor o peor si tal o cual ejercicio, pero con la música que ponen en los gimnasios, no sé si es mejor irse de un infarto a los 40 o algo.

Bueno, ¡pues que viva el espíritu de tito Chuck!

Madame de Chevreuse dijo...

- Alma Máter: pues la verdad es que te quedas muy muy muy muy suaaave. Lo del fitness no lo sabia, eso está muy bien, aunque como dices, la lucha libre de casa tampoco es poca cosa.

- TSI-NA-PAH: no te fíes mucho, que con los enemigos imaginarios soy muy potente, con lo de carne y hueso... no estaría yo tan segura. Gracias por los cumplidos.

- Gonzalo: Uff, la última vez que traté de "defenderme" en un concierto, AC/Dc en abril, casi acabo a guantazos con uno, mejor atender al escenario. De todas formas no descarto un curso de defensa personal por si las moscas, cuando una sale a correr, entre que no llevas móvil, vas con cascos... estás muy expuesta a un susto.

- Girl From Lebanon: la música del gimansio es EL INFIERNO, no sé qué es peor, el rollo latinoide, el rollo makinerodiscotequero o (creo que este) las versiones tachunteras de bellísmas canciones. De vez en cuando surge por ahí una de Be My Baby que me pone de una mala leche.

- ROCKLAND: cierto, caminar es estupendo, en esta época del año más y supongo que por Asturias tiene que ser ya el acabóse. El gimnasio es una forma provechosa de rellenar esas dos horas que tengo perdidas. En cuanto a la música... joooder, es lo peor. Y sí, no sé por qué no hay más rock, Por favor, gimnasios rockeros ya.

-Martha: ¿has probado a mirarte en un espejo en plena "pelea"? yo pongo una cara de chunga que asusta, parezco Sarah Connor en Terminator 2 o Sharon Stone en Desafío Total

- Dina: bueno, de primeras me da que va a tener tu propio "marathon". Luego, cuando todo se situe en la normalidad, lo que tienes que hacer es establecer unas horas a la semana inamovibles salvo que se acabe el mundo o algo así.

- WOOD: ¡yo también preparé un disco para spinning! Con toda mi ilusión y la monitora me dijo que "es que no lo leía el reproductor". Fíjate que creo que una buena "gabba gabba" sesión ramoniana de spinning, alternando subidas y bajadas tiene que ser la bomba. Respecto a lo de que "no era propiada" es el egoísmo al que uno se enfrenta toda la vida: tú tragas con la música "masiva" pero si un día dices que por una vez se amolden los demás eres un intransigente.

- Aitor Fuckin' Perry: yo soy toda dulzura, querido. Además, contra un rival de carne y hueso creo que optaría por salir huyendo. Lo de casa... sí, en teoría está mucho mejor pero hace falta muuuucha disciplina. Además en el gimnasio, cuando menos te corrigen posturas. De cara a septiembre... uff ve haciendo ejercicios mentales de abstracción.

- Paulamule: no, no me salto la comida, simplemente como algo sobre las 13. y luego después del gimnasio, aunque sí es verdad que no es la de mediodía mi comida favorita del día, es la cena, que es la que hago en casa. Sé que no es lo más recomendable pero por eso procuro cenar pronto (por eso y porque tengo hambre) y desayunar fuerte.

-Möbius: Chuck es grande, sus "Hechos" son verdades bíblicas que la humanidad algú día dejará de tomarse a pitorreo. ¿Habría terminado de secretario de estado si el friki de Huckabbee y su guitarra fuera el ocupante del ala oeste de la Casablanca? ¿Sería el mundo un lugar mejor?