lunes, diciembre 14, 2009

Sooner Or Later In Spain

Eran las seis de la tarde del domingo. Estaba perfectamente acoplada en el sillón del salón calentito de mi amiga B. viendo las andanzas de Scarlatta O'Hara. Sufría los efectos de haberme calzado unas cuantas cañas en el aperitivo. Fuera hacía mucho frío. Si me hubieran dicho que el concierto de Light Of Day se suspendía (efectivamente, Quireboys no fueron los últimos del año) no me hubiera importado nada.

Pues mira tú por donde hubiera sido una pena porque me habría perdido uno de los bolos más divertidos de mi vida. Se trataba de un concierto benéfico a cargo de la fundación Light Of Day, que recauda dinero para investigar sobre el Parkinson. El cartel lo formaban Los Madison (la única banda local), Aaron Thomas, Jesse Malin, Marah, Joe D'Urso y Willy Nile.

A Los Madison ya los vi hace un par de años teloneando a Joe Grushecky y me llamaron bastante la atención, a mí, que soy una auténtica cabrona con los teloneros y los suelo cambiar por una cerveza más y un platito de olivas. Me parecen una banda de lo más solvente, con canciones de mucha elegancia y una estupenda ejecución y que más tarde tuvieron el detalle de cerrar la noche con una alegre versión de Santa Claus Is Coming To Town. Además, me gusta mucho el que el artículo del nombre sea en español, Los Madison. No sé, le da un toque antiguo que me gusta.

El siguiente fue Aaron Thomas, un cantautor astraliano afincado en España al que hasta ayer no conocía. Salió a escena tan solo con una guitarra y una acompañante en los coros y eso jugó en su contra, pese a tener canciones bonitas y una forma de cantar en ocasiones me recordaba a Jeff Buckley. El respetable, que también irrespetuoso, decidió que ese era el momento de la charla y casi no se oía nada en medio de tanta conversación. Juro que me tuve que cambiar de sitio porque a mi lado tenía una panda de cinco o seis tíos que, no sólo no se callaban ni para respirar, es que se hablaban a gritos. Claro que me moví para oír una interesante charla sobre un mueble que alguien todavía no había montado porque no estaba del todo decidido sobre dónde ponerlo.

Suerte que llegó Jesse Malin y castigó a semejantes maleducados con una de las actuaciones más cañeras y locas que he visto en mi vida. Vale, sí, la estrella era Willie Nile pero para mí Malin fue el triunfador de la noche. Encandiló. Hizo con el público lo que quiso. Y lo digo en el sentido más literal de la palabra porque de repente, durante Broken Radio, le dio porque nos sentaramos todos en el suelo en corro y allá que fuimos. Superenergético, como los batidos de proteínas, a pesar de ir sólo con un guitarrista y una teclista, Christine, a la que supuestamente también deberíamos haber visto después con su actual grupo, Marah. Más o menos por aquel momento debió ser cuando vi entrar a David Bielanko, ataviado con un gorro de Papá Noel y con cara de haberse bajado unos cuantos pacharanes por la Plaza Mayor.

Después del paseo triunfal del señor Malin tomaron el escenario Marah. El comienzo ya fue un tanto friqui con el Feliz Navidad de -creo- Bonnie M. La segunda canción fue Sooner or Later in Spain y a partir de ahí la cosa se jodió porque Bielanko se rebotó con el técnico que no le daba el sonido de guitarra que el quería, así que tras varios insultos, al final de la canción dio las buenas noches y se largó de la sala. Al bar de al lado, se comentaba. A nadie le extrañó.

El siguiente en aparecer en el escenario fue Joe D’Urso, al que tampoco tenía el gusto de conocer. No ha inventado el pan con rebanadas pero hace un rock de vieja escuela que enciende los sensores de los que disfrutamos con Springsteen o Mellencamp. Tocó con Los MadisonArrancó con una chulísima versión de Badlands y siguió con temas propios cuyo título, obviamente no recuerdo pero que funcionaron a las mil maravillas.

Por último la estrella de la noche, Willie Nile, descubierto hace relativamente poco por Madame, y que triunfó como no puede ser de otra manera cuando arrancas un show con House Of A Thousand Guitars y lo continuas con Hard Times In America (con recordatorio a George W. Bush incluido) Todo lo que este señor tiene de pequeñito físicamente lo tiene de grande sobre el escenario. Un hallazgo que me tiene en feliz espera de que me llegue YA su último disco.

El fin de fiesta fue con todos sobre el escenario (menos el huído) cantando versiones de Blitzkrieg Bop, Sheena Is A Punk Rocker y Keep On Rocking In A Free World (quizá alguna más pero ya llevaba unas cuantas cervezas…) además de la citada Santa Claus Is Coming To Town por Los Madison.

Cuando salíamos de la sala a pelarnos de frío hasta llegar al coche el comentario unánime era lo estupendamente que nos lo habíamos pasado. Y eso es lo que cuenta ¿no? Porque este sí que ha sido, definitivamente, el último concierto de 2009, y la verdad, ha estado muy bien

Marah. Sooner or Later in Spain

11 comentarios:

Martha dijo...

Jo...no conozco a nadie de los que nombras! Fu!

¡Soy una analfabeta musical! snif, snif! Me sacas de lo comercial...ainssss!

1 besazo, guapa!

Girl From Lebanon dijo...

Quedan mas de dos semanas para que acabe el año...está por ver si era el último ;)

Bss!!!

Phil dijo...

Lo que realmente me extraña de todo esto es la huida de Marah, animales de escenario como pocos. Esto si que una maner de joder una fiesta !!!
Rock on
Phil

alma máter dijo...

Bueno Madame, veo que finalmente cierras el 2009 con un buen sabor de boca... Me alegro!!

Lo bueno es que, aunque dejaste el cómodo sofá, mereció la pena hacerlo.

Un beso y buena semanita!! (estoy tiesa!)

El rey lagarto dijo...

Buenas tardes Madame.

Pasaba en estar tarde de frió a visitar su humilde morada y por lo que veo disfruto usted de su ultimo evento del año (Musicalmente hablando).
No le podría dejar una opinión contratada sobre los grupos que nombra ya que los he oído muy de pasada a Marah, Malin y Nile.

De paso decirle que ya queda menos para la San silvestre, estaré en la cita aunque no como quisiera de forma, todavía no he vuelto a correr. El Jueves empezare si el tiempo acompaña, que hace un frió que pela.
Por cierto voy a Madrid Martes y Miércoles por motivos del sindicato. Con el frió que hace por allí, nevando y todo, veremos si las carreteras no están nevadas.

Mejores Marah que Wilco EH, jejeje

Posdata: Modere su lenguaje y sus formas, que queda muy feo una dama cabrona con los teloneros, por dios con su linaje.

Beijos e abraços

Gonzalo Quintana dijo...

Seguro que fue un concierto genial. Marah son muy grandes, aunque ya no es la misma banda del principio.
Tu post me ha recordado que compré el disco Light of Day (homenaje a Bruce) en Times Square hace algunos años.

TSI-NA-PAH dijo...

El señor Nile,nunca falla,un pro en toda regla y los Marah,es una pena que se les vaya la fuerza porla boca por culpa del beber.Enfin,me hubiese gustado estar alli,seguro.
Un abrazo

maba dijo...

segunda persona (en Madrid)que me habla y mete ganas de Lo que el viento se llevó..

el concierto tuvo que ser impresionante porque uan vez más transmite lo que se vivió allí.

yo tampoco conozco a ninguno pero... me gusta como suena Marah

besos

Jah Work dijo...

Vaya festival!!! a mí también me ha pasado eso de escuhar a gente todo el rato hablando detrás mío en un concierto acústico. Yo les pedí que bajaran la voz!

Saludos Madame!!

eric waits dijo...

Pues estoy básicamente de acuerdo en todo .... Willie me convencio, Jesse fue la sorpresa a seguir desde ahora y David me dejo jodido con su espantada. Buena noche.

cloe dijo...

Bien! No había sido el último!! Y así terminas con buen sabor de boca!
Qué tal va el frío del centro?
besos