miércoles, diciembre 02, 2009

Wild Billy's Circus Story

En mi diario peregrinar por el metro de Madrid ya me he topado una de las cosas más desagradables que proliferan por Navidad (además de esperpérticos anuncios televisivos de colonias): los carteles anunciando circos. Lo que pasa por mi mente cuando leo, textualmente, "el oso humano" es, como poco odio visceral a los repsonsables de tamaña aberración, indignación con las autoridades que permiten su instalación y cabreo gordo con quienes la mantienen acudiendo a ver espectáculos de este tipo.


Muy ufano y simpatico es el cartel del circo americano Ringling & Barnum. Van de tradicionales amparandose en sus 139 años de historia y presumen del exotismo de sus animales. Lo que no publicitan ellos es la cantidad de denuncias de PETA y otras organizaciones similares que acumulan y la variedad vídeos que circulan por youtube (basta poner "ringling abuse" para obtener docenas) en los que se muestra como se golpea a los elefantes con barras de metal y en alguna ocasión con pinchos. En Ringling Beats Animals algunos ejemplos.

Otro de los ejemplos circenses que se ven por el metro es en el que figura Ángel Cristo. De este señor tan , tan, tan... indescriptible no voy a hablar, sólo recordaré el episodio de hace unos años, cuando abadonó cinco tigres y leones en lamentables condiciones.

¿De verdad es posible creer que un animal que con sólo una pisada, un mordisco o un zarpazo acabaría con la vida de un humano sin mayor problema aprende ridículos bailes antinaturales mediante caricias y caramelos? Un elefante, un tigre, un león, un oso... no han nacido para hacer monerías en medio de luces y ruídos, ser encerrdos y encadenados en una jaula o una caja y viajar miles de kilómetros y varios días con la mayor de las incomodidas.

Hoy en día existen muchísmas opciones de circos que no utilizan animales en sus números y se basan en la capcacidad artística de las personas que en ellos actuan. A juzgar por lo rápido que se agotan las entradas, por ejemplo en Madrid, del Circo del Sol no parece que les vaya mal.

Bruce Springsteen. Wild Billy's Circus Story (¿elefantes bailando funky? ¡Sólo en esta canción!)

6 comentarios:

alma máter dijo...

No puedo estar más de acuerdo. Nunca me ha gustado el Circo, ni cuando era pequeña. Recuerdo una vez que me llevaron mis padres pensando que me gustaría, y no volvieron hacerlo... No me gusta el maltrato a los animales, me da muchísima pena verles haciendo lo que les mandan hacer.. cuando donde tendrían que estar es en su habitat en libertad.. Aparte de lo de los animales (y sin apartarme del tema de tu denuncia...) es que no soporto a los payasos. Me dan grima, miedo.. ¡yo qué se! Pero no me gustan.
A mis hijas no las he llevado nunca al circo. Han ido una sola vez con su padre y porque nos lo pusieron prácticamente en la puerta de casa, les dieron unas invitaciones.... Ahora en casa estamos con un rifi-rafe porque mi marido quiere que vayamos al Zoo con las niñas. He ido DOS veces en mi vida al Zoo. No soporto ir. Lo paso, mal no, FATAL. Y es que no puedo con ello... Seguramente a mis hijas las gustaría ir, y seguramente terminaré yendo, pero es un sitio que me da muchísima pena. No disfruto con lo que veo.
En fin.. que esto de maltratar animales para el puro divertimento, es algo que me parece una “salvajada”, y ¿sabes? lo que no puedo entender es tanta HIPOCRESÍA.. En la TV, en anuncios.. “no le abandones, él nunca lo haría...” y cosas como esas “castigando” el hecho de tratar mal aun animal... y luego es “legal” y está bien visto que les peguen, les dejen sin comer, les amputen miembros.. bueno.. y todas esas barbaridades que les hacen, con el único fin de sacar dinero..... Bueno ¡¡qué vamos a esperar!!después de oírles decir que “ciertas tradiciones no se pueden prohibir porque atraen al turismo y dan dinero”... ¡¡¡toma ya!!!!

Un beso!! (perdona este comentario tan largo, pero en un tema que me supera...)

Madame de Chevreuse dijo...

Te puedes extender lo que quieras... para eso pongo mi ducado a tu disposción...Faltaría más

El rey lagarto dijo...

Buenas noches Madame, disculpe el retraso.

Cualquier tipo de maltrato y vejación hacia un animal me hierve la sangre. Lamentablemente no se porque se nos conoce como humanos cuando no tenemos nada de ello, somos mas animales que ellos, mas salvajes pues no es lo mismo matar por subsistencia o por propia generación natural que por entretenimiento y burdo circo...
Yo tengo una perra y dos gatos y se perfectamente lo que es un animal y bua....

Por Valencia tenemos un mal mucho peor que son las fiesta de verano con los toros, es curioso que a nadie le gustan los toros menos a 4 pero te lo imponen, si viera con la violencia que se ponen cuando se los tocas.

Mañana voy al fisio, ahora no me duele nada pero esta vez he preferido no forzar y que me miren antes de que me joda mas, como otras veces que te lo vas dejando.
Espero que me de rienda suelta, ya que la semana que viene tengo un pateo de 6 horas por la montaña.

Posdata: Nada de gestos altivos, ha visto como sujeta usted el marco del cuadro?

Beijos e abraços

Phil dijo...

Pues yo estuve en un espectáculo del Circo Del Sol y me moló mucho. De hecho me compré hasta el DVD que vendían para tenerlo siempre.
Rock on
Phil

Jah Work dijo...

Es muy injusto tanto los animales en el circo como en el zoo como dice alma máter en su comentario. Bueno y lo de los toros ya......

me quedo escuchando a Bruce y su gran interpretación en directo!

Saludos Madame!

WOOD dijo...

Comparto contigo esta opinión. A pesar de todo, la sociedad nos arrastra muchas veces a asistir a eventos de este tipo cuando hay niños. Pero tienes razón, hay otras opciones. Besos.