viernes, febrero 24, 2012

It's Happening Again

Querida Laura, en el vigésimo tercer aniversario de tu muerte, en el Ducado de Chevreuse te seguimos recordando.


Entre los actos programados para recordar a nuestra drogata favorita, mi escena preferida de toda la serie. No puede ser más lynchiana y más hermosa a la vez. 


(Aviso: es un spoiler como una casa)

7 comentarios:

Tarquin Winot dijo...

¡¡¡ Qué pedazo de serie!!! La segunda temporada me gusto bastante menos, pero la primera es un monumento. ¿Como sería Diane? ¿Existiría?

eric waits dijo...

Mi serie favorita de todos los tiempos .... aun sueño con cortinas rojas, brazos amputados, gigantes que dan consejos que nadie oye, mujeres que llevan un leño, buhos que se elevan por la noche en el bosque y por supuesto, con Bob.

maba dijo...

híper fan!!! qué buena es!

besos

Chals dijo...

los pelos como escalpias. que buena es esa serie. la mejor que se ha hecho nunca, ni hbo ni leches.
Muy buen aniversario
Saludos

Alma dijo...

No es la primera vez que homenajeas esta serie... y no es de extrañar. De lo mejorcito que hemos podido ver.

Un beso y muy buen finde!!!

rocknrollmf dijo...

Qué buena aquella primera temporada! Menuda colección de personajes y situaciones tensas se sacó Lynch de la manga. Gran recuerdo pera una estupenda serie.

Madame de Chevreuse dijo...

- Tarquin: siempre pensé que Diane sería una mujer de unos 50 años con pinta de apacible ama de casa norteamercina y eficiencia germánica.

-Eric: también la mía. Las lechuzas no son lo que parecen.

-Maba: mucho y esta escena me sobrecoge.

-Chals: opino lo mismo. Es más, en estos tiempos, con lo que supone la doble vida en pantalla y en el mundo internet de una serie de este tipo, tan abierta a la conjetura, hubiera sido una conmoción similar o mayor a la de Lost.

- Almita: ya sabes, aquí en el ducado a Laurita se la quiere y no dejamos de recodarla.

- Rockn'roll mf: efectivamente la locura Lynch se combinó a la perfección con el saber hacer de Frost. Para mí no ha habido otra igual y que la pasión me haya durado años.