martes, septiembre 06, 2011

Beer, beer, beer

Ya sí que sí, terminaron las vacaciones de 2011 y ya estoy de nuevo con el pandero anclado a mi silla de la oficina. Me queda de recuerdo diente mellado a lo Mikel Erentxun y varias cicatrices que van a frustrar mi  brillante carrera como modelo, fruto de uno de los guarrazos en bicicleta más espectaculares que se hayan visto este verano en la sierra de Madrid.

Pero sobre todo me traigo una convicción. Después de 10 días "on tour" por Alemania lo tengo claro:  es la Meca, el paraíso: 

Un país precioso, con una variedad de paisajes y modos de vida pasmosa, un servicio magnífico en casi todos los aspectos, empezando por personal atento y cordial (a excepción una señorita bastante antipática y vaga en la oficina de turismo de Berlín situada en el centro comercial Alexandra, a la que casi tuvimos que suplicar para que nos explicara dónde coger el autobús para ir al aeropuerto y nos dio la información de mala gana e incompleta. No así su compañera que hablaba español, de la que decir encantadora es decir poco); ciudadanos amabilísimos que en cuanto te ven con un mapa se acercan a preguntarte si necesitas ayuda en estupendo inglés; un tráfico ordenado en el que la bicicleta no es un estorbo ni un objetivo que derribar sino una circunstancia más del tráfico; un ambiente de ocio alegre, libre y divertido, sin macarradas (casi); un nivel de precios muy similar y en ocasiones más bajo al madrileño... 

Y cómo no...¡¡esas cervezas!! De tantas clases, deliciosas, de medio litro como mínimo por poco más de 3 € (en serio, no creo que pueda volver a tomar en vida un botellín sin partirme de risa). ¿Qué más pedir? Que no tuvieran un idioma tan, tan, tan... así. Menos mal porque con eso y 15 años menos me planteaba mi destierro allí.

14 comentarios:

Mr. Thunderstruck dijo...

Vaya pedazo de vacaciones y qué bien describes lo que es Alemania. Dan ganas de irse a vivir allí...y la música? Allí hay mucho rock y muy buenos conciertos también. En lo que respecta a la cerveza (de la que yo no soy muy amigo) vaya precios!! Y los sueldos ni comparación a España...en fin cómo nos engañan por aquí. Esas "medallas" ciclistas las perderas muy pronto. Hay que tener un poco más de cuidado, jeje. Besos!!

Gonzalo Quintana dijo...

Welcomo to "diente mellado" club, soy socio desde los 15 años.Berlín está muy bien, y es de las capitales europeas con precios más bajos. Mucho bohemio y artistas, mola.
He tenido la suerte de rabajar con alemanes mucho tiempo. Mi jefe durante unos 5 años fue aleman y conozco algunas ciudades alemanas por trabajo y por ocio. Quizás al principio te encanta todo y te parece tan ordenado y educaditos los alemanes, pero echarías de menos el desorden español, la caña española, el sol, la alegria. estos alemanes son robots.

Te cuento una sola anecdota: Mi hermano estudió los ultimos 2 años de universidad alli y fui a verlo alguna vez. Me sorprendio que en un pueblo de mierda un domingo por la noche todo el mundo esperara en un semaforo de un solo carril cuando no venia nadie a kms ni a la derecha ni a la izquierda. Cuando pregunté a mi hermano si eran gilipollas o qué me respondió: la misma pregunta hice yo y todas las veces me han dicho "para dar ejemplo a los niños", son robots.
Otra: una vez estaba mi hermano nadando en una piscina por la noche y entra un tipo gritando de quien era un coche con tal matricula, pensaba que mi hermano que no podia salir. ¿pues sabes lo que era? que el tipo le habia dado un golpe saliendo del parking y queria decirselo al dueño que estaba nadando, igual que en España.
Echarias de menos España, te lo digo.

TSI-NA-PAH dijo...

Ich sehe, was du hast sehr gut gegangen, ich bin froh!
Un abrazo

J.M.B. dijo...

Ayer, antes de la primera reunión de la temporada hablábamos sobre unas vacaciones en Alemania y lo bien que lo íbamos a pasar pero tuvimos que dejarlo pq se nos hacía tarde. el año que viene (siempre digo lo mismo)

Saludos

paulamule dijo...

Pues ya sabes, coge el petate y vete pa'Alemania Pepa.
la verdad es que yo sólo conozco Berlín y nada más pisar la ciudad me enamoré de ella. Del resto no tengo ni idea pero me encantaría conocerla a fondo.
Ah, y bienvenida al ruedo. Ya era hora. Ja, ja, ja.
Salud girl.

ROCK´N ROLL OUTLAW dijo...

Yo también siento envidia por muchas cosas alemanas. He ido un par dwe veces y me encantó. Fallan en la comida, mucho codillo, chucrut, col... cosas raras. Pero la cerveza, ay, eso es el paraíso.

¡Saludos!

maba dijo...

nunca es tarde!!!

buenas vacaciones entonces!!! en tierras germanas porque lo del guarrazo!! me he quedado preocupada! está bien de verdad????

besos

Mr. Sabbath dijo...

Yo pase por Alemania hace 8 años, en un viaje semi-relampago, pero guardo gran recuerdo de la belleza de los pueblos que vi, de la CERVEZA!!!, por supuesto, hasta el clima me gusto. (no soporto el calor). Alguna vez volvere, cuando la economia lo permita, e intentare que no sea tan relampago el viaje.

Saludos!!!!!!!!

Sese dijo...

Pues ya mismo es el Oktoberfest, así que ya sabes...

Saludos

bitelino dijo...

Te sumo a la lista de gente que me habló maravillas de allí, pero bueno también tiene detractores eh. Tengo una amiga por allí que fue a trabajar y que dice que lo de relacionarse con la gente está complicado que son bastante cerradetes, por lo menos con los que le tocó lidiar a ella...

Pero ganais los de voto positivo. jejeje

Por cieto, alguna marca en especial que merezca la pena probar??

Saludos!

alma máter dijo...

Chin chin Madame!!!

Las ganas que tengo de ir a Berlín, y este año casi casi lo he rozado cn los dedos, pero al final no pudo ser. A ver si en el 2012 me saco la espinita.

Me alegro de esas vacaciones, que por lo que cuentas han sido geniales (a pesar de la torta en bici...). A mi aún me quedan unos días, así que no es por dar envidia, pero te escribo ésto al borde del mar con el iPad del husband y un clima de impresión... (aunque ya me queda poco...:((

Tengo un mail pendiente de enviarte.... En cuanto vuelva a los Madriles....

Besotes y ánimo, que el viernes es fiesta en la capital y te toca finde largo.

Savoy Truffle dijo...

Bueno, uno de mis viajes pendientes, cuando vaya a Alemania seguramente no dejaré los barriles de cerveza con nada dentro. Y Berlin es un paso obligado, además de Munich.
Bueno, lo de la bici hay que tener cuidado que no llevamos protección y las caídas van al cuerpo directamente.
Besos y abrazos.

Madame de Chevreuse dijo...

- Gonzalo: supongo que 10 días de turismo cambiando cada poco de ciudad no se puede comparar, todo parece encantador, pero precisamente lo que detesto de España es la dejadez, la indolencia, la despreocupación y la falta de conciencia colectiva. Las dos anécdotas que cuentas me parecen, efecitvamente definitorias, del civismo, especialmente la segunda. Aquí no, aquí el que golpea un coche se va, el que encuentra una bolsa en el metro se la queda, da igual lo que lleve dentro... Joder, es que veía las bicicletas, dejadas por las noches en las puertas de las casas... igualito, que el que puede mangarle algo al prójimo lo hace.
- Tsi Na Pah: lo del abrazo ha estado muy bien, lo demás... pues supongo que también.
- JMB: absolutamente recomendable, hacerlo con cierto tiempo, buscando vuelos de partida y/o llegada a Berlín y Frankfurt, que es donde se consiguen mejores precios. Luego allí, salvo el trasporte público, que es más caro, los precios de los alojamientos están tirados y comer por ahí, lo mismo.
- Paula: ¿pero 'ande voy yo frisando los cuarenta a un país donde no entiendo NA-DA? uff, deja, deja. No me extraña que Berlín te conquistara... a su lado Madrid, que presume de moderna y cosmopolita, no es más que, como decía Umbral, un poblachon manchego. Joder, si allí hasta los artistas callejeros bailan claqué o tocan Cowgirl In The Sand
- Rock'n'Roll Outlaw: pues fíjate, yo como vegeta, en Alemania no he tenido el mínimo problema, en el 90% de los sitios hay opciones perfectamente especificadas. Bien es cierto que apenas he comido "tipicamente alemán", era todo muy a matacaballo pero, por poner un ejemplo, en una hamburguesería de barrio, un Manolo's Burguer de la vida, había cuatro opciones de vegetarianas en la carta, amen de poder escoger los carnívoros entre carne normal y biológica. Eso sí, la fruta, artículo de lujo. Lo de la cerveza... es un bizquear y no parar, qué maravilla, y los biergarten, sobre todo en Baviera, una maravilla.
- Maba: Hombre, sí, un poco tarde para una cosa tan radical y tan motivada por una impresión de verano sí es. Si tuviera 15 años menos... No se apure, amiga, por lo de la bicicleta, no ha sido nada más que piel desollada, aunque mucha; labios hinchados y un diente estropeado.
- Mr. Sabbath: los pueblos son exactamente como te los imaginas, lo que viene a tu cabeza cuando piensas en Alemania, un cuento de los hermanos Grimm... y sí, esa cerveza, especialmente la de trigo turbia es, sencillamente deliciosa. Ya te digo, organizándolo con cierto tiempo es un viaje bastante barato.
- Sese: uff, eso es imposible... lo miré hace unos años pero los precios del alojamiento en Munich esos días, en caso de encontrar, se ponen sencillamente inalcanzables. Se calcula que van unos 6.000.000 de personas entre habitantes de Munich y alrededores y visitantes.
- Bitelino: puede que sí, que sean menos abiertos, pero eso yo también lo he oído cuando se compara entre ciudades españolas, por ejemplo, depende mucho de las experiencias personales. En cuanto a marcas, dos de trigo, que son las que más me gustan: Franziskaner y Scheneider (estarán mal escritas)... pero vamos, ni una mala he probado aunque las tostadas se toman a más temperatura que aquí y ya sabes que al gusto español, la cerveza no demasiado fría, le chirría un poco.
- Alma: bueno, a ti Berlín te va a flipar, es un ambiente de lo más diverso pero no como esa mierda impostada de la calle Fuencarral de Madrid llena de modennosdemierda y los autodenominados fasionistas. No joder, allí cada uno va a su bola, con su 1/2 litro cerveza en la mano por la calle... Y los chicos, ufff, el nivel medio es muy pero que muy bueno. Espero tu correo, qué curiosidad.

Möbius el Crononauta dijo...

Cervezonia üner alles!!

No he estado nunca, pero cuando vaya, sé lo primero que haré.