miércoles, noviembre 19, 2008

Por favor, un remedio para la vaguería



Estoy perraca total con esto del blog. Me cuesta escribir y eso me da que pensar ¿mi vida es un coñazo? ¿mi mente es un coñazo? ¿toda yo soy un coñazo? A ver, si yo fuera un navegante y llegara a este blog por casualidad la respuesta sería un sí rotundo. ¿Una tía que escribe que se compra patatas para hacer crema de calabaza? ¿Eso es lo más importante de su vida? Por favor, una ameba tiene más vivencias y más cosas que decir...



A mi alrededor pasan cosas, cosas que me dan que pensar (por ejemplo, el viernes tendré que asistir al "ajusticiamiento" laboral de una persona). Me generan rabia, risa, ira (frecuentemente, tiendo a iracunda), alegría, frustración... Giran y giran en mi cabeza, pero se van por el desagüe antes de llegar aquí.


Para colmo empiezo a ser vieja por la mándibula. Lunes 17 de noviembre en el Gregorio Marañón:


- Doctor (mientras mira una radiografía de mi boca. Parezco Eddie de Iron Maiden): Tienes una bonita artrosis.


- Mme de Chevreuse: ¿Pero eso no es lo que tiene la gente mayor en las manos?


- Doctor: No, eso se tiene en cualquier articulación.


Bueno, pues me ha entrado la ancianidad por la boca. Sigo teniendo prohibidos chicles, manzanas, bocadillos, kikos y demás. Del turrón duron no han dicho nada así que...

1 comentario:

lilaygris dijo...

hay dias que cuesta muchisimo actualizar...por lo menos a mi que voy liadisima con la uni el gimnasio... q estres!!!

animo! jejeje